Hockey sobre Patines


Superpoderes

Mod. Delegado Deluxe
Hockey. Tipografía. Cine. Comic

¿Quién dice que los superpoderes no existen? Seguro que si reflexionas un poco, das con alguien muy cerca de ti que los tiene. Aunque los lleve con discreción, intentando mantener a salvo su identidad secreta. Y si no, ¿cómo explicas que una sola persona pueda encargarse de tantas tareas simultáneamente y resolverlas bien?

 

Llevar agua (abundante, como para saciar a diez adolescentes en pleno esfuerzo y al sol), llevar bolas suficientes para todos, evitar que se extravíen (luchando denodadamente contra su tendencia natural), entregar las fichas al árbitro. Avisar al capitán para que firme, volver a avisar al capitán para que firme de una vez. Hacerlo de nuevo al acabar el partido. Guardar el acta (firmada, por fin). Completar el botiquín. Transportarlo, cada día, sin olvidar el Ventolín, por nada del mundo queremos perder al alérgico. Recoger las chaquetas de chándal que, irremediablemente, se abandonan en el banquillo. Conseguir un vestuario, proporcionarte agua caliente, cerrar el vestuario para que no eches nada de menos. Encontrar el Reflex a la velocidad de la luz, aplicarte el Reflex a la misma velocidad. Evitarte la tarjeta azul impidiendo que entres en pista antes de que salga tu compañero. Solicitar tiempo muerto. Anular el tiempo muerto que ya no se necesita. Volver a pedirlo, que no me entendiste bien. 

 

Y consolarte tras un cambio que no mereces (nunca los mereces, faltaba más). Y recordarte la hora de citación. Y la pista. Y el color de la equipación. Volver a recordarte la hora de citación porque tu cabeza no está para esas cosas. ¡Organizar los viajes! Buscar un hotel apropiado, repartir con sentido las habitaciones, guardar las llaves de dichas habitaciones para que no se pierdan. Disculparte en Recepción cuando las acabas perdiendo. Confirmar la hora de la comida. Confirmar la cena, no vayamos a encontrar todo cerrado al acabar el partido... Y recordarte la medicación. En cada toma. Y dejarte el móvil para llamar a casa. Y colocarte cinta en el mango del stick (dominando todos los estilos, claro, cada uno tenemos nuestras manías). Y apretar tu taco de freno. Y las tuercas de tus ruedas. Y...

 

Millones de invisibles tareas básicas para que un equipo funcione. Cumplir con ellas requiere de superpoderes. Y sólo unos pocos son los elegidos. 

 

Vaya esta camiseta por los delegados, héroes anónimos que velan por nosotros.

Test de inteligencia

Mod. Emoji
Hockey. RRSS. Emoticono

_ A ver, ¿qué pone aquí?

_ Cero… Mensaje… Pollo… 

_ ¡Ja,ja! O sea, que Calimero no te escribe.

_ Muy gracioso. ¿En su punto? ¿Correo aéreo?

_ Al menos, imaginación no te falta.

_ Mmmm… Me gusta la carta ¿de patos? ¡Lo tengo,

   es un restaurante especializado en carne de ave!

_ Esa es de premio, amigo.

_ Vale, déjame pensar. OK, wasup pa’tós… ¡¿Es eso?!

_ Acertaste el OK. No está todo perdido.

_ Sigo. OK, sobre, patito, patito.

_ Casi. ¿Cómo diría patito un asturiano?

_ No sé, ¿patillo? ¿Patín? ¡¡Patín!!

_ Ya lo tienes, campeón.

Ok sobre patines.

 

Lo dicho, el primer test de inteligencia con forma de camiseta.

Póntela, y que adivinen qué deporte te gusta ;)

Olímpicamente

Mod. Hockey Olímpico
Hockey. Jugador. Stick. Tipografía

Los mandamases pasan del hockey sobre patines. Esto es así. Tanto como que no volveremos a ver nuestro deporte en unos Juegos... ¿O sí?

 

Ya ocurrió en Barcelona 92, donde el hockey sobre patines dio toda una exhibición como deporte y como espectáculo. Entonces, ¿porqué no soñar con que se repita? Lo irrepetible, sin duda, es aquella final España-Argentina, con Ayats, Joan Carles, Avecilla o Folguera frente a los Cairo, Hermann y Negro Páez. ¡Cuánto talento en una pista de hockey!

 

Ganó Argentina. Pero perdimos todos. Perdimos una oportunidad única (y tanto) de hacer realidad ese sueño. Una pena.

 

Claro, que hay algo más que podemos hacer aparte de lamentarnos: declarar nuestras intenciones vistiendo esta camiseta. Al menos, que no nos puedan acusar de rendirnos.

 

O de pasar olímpicamente.

Cara o cruz

Tshirt Hockey Pala Cuchara
Hockey. Stick. Tipografía

En la vida, a veces, no hay más remedio que elegir. Por ejemplo, ¿tú qué prefieres, Colacao o Nesquick? ¿Darte un baño o una ducha? ¿Escribes con bolígrafo azul o siempre usas el color negro? ¿Eres de carne o de pescado? ¿De Mac o de Pc?

 

No es una situación fácil. Toda elección conlleva desestimar al menos una alternativa, dejarla de lado, abandonarla a su suerte. Y no siempre está tan claro qué opción es mejor. Como en el caso de la tortilla de patatas, tan polarizante. ¿A ti te gusta con o sin cebolla? (¡¡¿Cómo que sin!!? No lo has pensado bien...)

 

El hockey sobre patines tampoco se libra de esta endiablada dicotomía. Siempre habrá un lado hacia el que te costará menos frenar, eso es así, no le des más vueltas. Igual que tendrás preferencia, bien por la derecha bien por la izquierda, para salir de un regate...

 

Pero hay más: está el chut, el tiro a portería. Ahí si que no hay forma de esconderse, toca mojarse, no hay remedio. Es la hora de los valientes, defínete: ¿de qué eres, de pala o de cuchara?

Learn hockey: primera lesson

Booling Tshirt Hockey Publicidad Líneas aéreas
Hockey. Personaje. Publi.

If tu play hockey, seguro que sabes what es booling. Si no, yo te lo explico now: booling es one saque entre two jugadores. ¿Lo has understand?

 

More pistas: el referee marca esta jugada cuando the ball se bloquea entre varios players o when no sabe who ha cometido fault. ¿Está clear ahora? ¡¿No?!

 

Ok, te lo explico again. ¡Pero try to entenderme!

En el booling, one jugador está opposite el otro, with el stick near la bola para get ella en cuanto the árbitro sople el whistle. Y nothing más, es very simple.

 

Vale, more fácil: buy esta t-shirt y no le quites los eyes de above. Con three minutos será enougth.

 

Gracias. Very much.

Peligro de extinción

Tshirt Hockey Portero
Hockey. Portero.

Sobaquillo. Caño. Vaselina. Calamar. Especies protegidas. Goles que van a desaparecer de la faz de la pista de hockey... si logras ser un portero como este. Un gran portero de hockey. ¡Un portero enorme, en realidad! El portero perfecto.

 

¿Reflejos? No hacen falta. ¿Buen patín? Prescindible. ¿Paso de vallas, rodilla en tierra, media salida...? ¡Olvida de una vez la técnica que aprendiste con tanto esfuerzo desde pequeño, entrenando día tras día, hora tras hora! Resulta que no era necesario.

 

Adopta ya el nuevo estilo como portero que lo peta en las pistas de todo el mundo: encájate en la portería el lunes justo antes del primer entrenamiento, y no salgas de ahí hasta que finalice tu partido del fin de semana. Tu portería será inexpugnable. Tu equipo no conocerá la derrota. Sí, puede que con esta técnica te aburras un poco, pero siempre puedes echar una cabezadita. Nadie lo va a notar. Esta camiseta lo prueba.

¡Los viejos "hockeros"...!

Hockey, Stick, Veteranos
Hockey. Stick. Veteranos.

La práctica del hockey no tiene edad. Pero tú sí. Admítelo, este deporte te gusta desde hace muchos, muuuuuuchos años. ¿Que no tantos? Vale, pues pregúntate cómo acabas los partidillos contra, pongamos, los infantiles. Si lo primero que te viene a la mente es "boqueando como salmonete fuera del agua" o "muerto", tenemos veredicto (y deberías aproximarte a un desfibrilador): sí, eres un veterano.

Claro que tener tan cerca un desfibrilador debería haberte dado alguna pista...

 

En fin, no pasa nada. ¿Que los jóvenes corren más y se cansan menos? Eso es algo natural. Selección natural, más concretamente. Todos hemos de pasar por esa fase en la que el stick se vuelve pesado y las extremidades desobedecen nuestras órdenes.

 

Pero míralo por el lado bueno: es ahora cuando le encuentras otra utilidad al stick. Amigo, ese instrumento no sólo sirve para dar increíbles pases o golear sin piedad. Voltéalo y empúñalo por la pala... ¡puedes apoyarte en él! ¡Qué gran bastón para esos minutos finales de partido! Se acabó lo de salir de la pista arrastrándote. Ahora podrás solicitar el cambio con estilo: bien erguido, con ambas manos sobre la empuñadura del nuevo báculo.

 

Y abandonar la pista como un señor.

Magia roja

Hockey, Stick, Patín, Selcción
Hockey. Selección.

Esta camiseta es mágica: hace visible lo invisible. Es capaz de abrir los ojos a todos ante la Selección más exitosa del mundo, la única que puede vestir la roja hasta arriba de estrellas.

 

El funcionamiento no puede ser más sencillo: sólo tienes que ponértela. O quitártela, que también vale. Si te la pones para asistir a la ópera, por ejemplo, harás que mucha gente se fije en ella. Pero si te la quitas allí mismo, la cantidad de gente que se fijará será mucho mayor. ¡Y la notoriedad que le darás a la Selección de hockey sobre patines, también! Dejará de ser invisible.

 

Dieciséis títulos mundiales, los cinco últimos de forma consecutiva, lo merecen. No todos los días se logra establecer un record para la historia del deporte mundial.

 

Yo todavía estoy celebrando el gol de Pedro Gil en la final de Angola. De hecho, me acabo de quitar la camiseta para ondearla. Los ujieres del Congreso me miran. Misión cumplida.

 

Ahora te toca a ti...

Con un par

Hockey, Portero, Tipografía, Stick
Hockey. Portero. Stick. Tipografía.

Un semáforo en rojo, la señal de prohibido el paso, la barrera de paso a nivel. El cartel Do not disturb, el de Cerrado por vacaciones. La placa de Zona Vip. El gorila de la puerta que te mira mal. La cinta amarila de CSI en la zona del crimen...

 

Cualquier método es bueno para hacer entender a la bola que no puede pasar. Para mandarle un mensaje claro de que no es bienvenida, de que para ella la portería es territorio comanche.

 

Pero la bola es terca. Insiste, regresa, lo intenta una y otra vez. Como si no hubiera mañana. Como si le fuera la vida en ello. ¡Y todo para acabar en la red! Porque si dijeras que atravesando la portería se llega a un enclave pintoresco, pues todavía. O que te adentras en un portal interdimensional... Pero no, el viaje acaba ahí. Abruptamente. En fin, misterios de la psicología de las bolas (con perdón).

 

Menos mal que existen los porteros. Que no las temen y las abaten a manotazos. Si no, las bolas acabarían todas dentro de las porterías, donde se almacenarían. A montones. Cada vez más grandes. ¡Y se producirían abalanchas! Quizá mortales...

 

¡Dios bendiga a los porteros!

Tú eres el protagonista

Tshirt Hockey Hollywood Cine
Hockey. Cine. Tipografía. Publi.

El deporte es espectáculo. A veces, todo un espectáculo digno de Hollywood.

 

Viéndolo con ojos de cine, en un partido de hockey el entrenador sería el director y los jugadores vendrían a ser los actores, los protagonistas. Obviamente, y nunca mejor dicho, la pista sería el set de rodaje. 

 

Y como en todo espectáculo, hay quién puede llegar a ser una estrella. Quién tiene madera. Ahí viene lo mejor del hockey: que todos los que lo practican pueden presumir de tener madera. En las manos, concretamente.

 

En todo caso, tanto si eres un entrenador que lo hace de película, como si apuntas a estrella de las pistas, esta camiseta te hará aún más protagonista.

 

¡Y además viene en V.O.! Sin subtítulos, eso sí.

¿Patata? ¿Patatín? ¡Patín!

¿Porqué cuando alguien va a hacernos una foto decimos patata? ¿Qué extraña razón movió al primer individuo que lo dijo antes de ser fotografiado? ¿Le jugaron una mala pasada los nervios? ¿Era víctima de la hipnosis? ¿Tenía hambre? Quién lo sabe. Lo seguro es que decirlo no te garantiza salir bien en ninguna foto. Todo lo más, salir con cara de patata.

 

En fin, que si patatán, que si patatín, y casi me olvido de lo importante, las camisetas... Aunque, un momento, patatín ya suena mejor. ¿Y patín? ¡¡Claro, patín!! ¡Era patín lo que había que decir para salir sonriente! Seguro que al principio fue así y después el vocablo fue deformándose por el boca-oreja.

 

Tiene lógica: si la gente que patina es feliz (hecho más que contrastado), ¿porqué no considerar "patín" la expresión de su felicidad? De la felicidad.

 

¿Tienes dudas? ¿Porqué no haces la prueba? Eso sí, para la foto ponte una de estas tres nuevas camisetas. EnMangasDeCamiseta te garantiza que con ellas saldrás más que bien. Incluso aunque no abras la boca.

 

Es más, haz caso a esto último. Será lo mejor.

Hockey sobre Patines


El mejor amigo del jugador de hockey

Tshirt Hockey Reno
Hockey. Stick. Personaje.

Un reno es al hockey lo que el pichón al tiro al pichón: imprescindible.

¿Quién no ha tenido un reno en sus manos? ¿Quién no ha disfrutado su tacto en los primeros golpeos? ¡Ah, esos días de estreno! Felices por un lado y temibles por otro. Por el lado de la pala, más concretamente. Ahí donde amenazaban con aparecer las grietas siguiendo la veta de la madera en el stick... ¡Maldita veta!

 

Pero me he desviado de la cuestión. Decía que un reno es hockey, eso nadie lo discute. Y esta camiseta es un pequeño homenaje a esos aperos sin los que este deporte no sería lo mismo (intenta jugar un partido agarrando un muflón. También tiene cuernos, pero no es lo mismo...)

 

Que los espíritus del bosque velen por la supervivencia del reno.

Esto no es lo que parece

Tshirt Hockey Nikey Publicidad
Hockey. Stick. Tipografía. Publi.

A veces, las apariencias engañan, no todo es lo que parece ser.

 

Imagínate que vas por la calle y te cruzas con alguien que lleva puesta una camiseta como esta. Piensas: "Qué molón, con ese pedazo de primera marca deportiva mundial en todo el pecho. ¡Así ya se puede salir a la calle a comerse el mundo!"

Bien, el individuo se acerca, os váis a cruzar, ya casi puedes rozar su camiseta...

 

Y entonces descubres que aquello no es lo que esperabas, sino algo aún mejor. Ahí no pone lo que se vislumbraba a lo lejos, pone hockey. ¡Hockey!

Eso sí que da prestigio. Eso sí que distingue a los elegidos.

 

Pues eso, una camiseta para tí, que te tomas el hockey tan a pecho. 

Póntela. ¡Y cómete el mundo!

Exterioriza tu ropa interior

Por fin llegó el día que esperabas, amigo. ¿Harto de andar incómodo con los pantalones por las corvas? ¡Ahora podrás subírtelos de nuevo! Ya no te hará falta mostrar la goma del calzoncillo para informar al mundo de tus preferencias en ropa interior.

 

EnMangasDeCamiseta pone en tus manos (o en la parte del cuerpo que tú elijas) la camiseta hCk. No sólo te viste elegantemente sino que te ayuda a convertir tu ropa interior en exterior de la manera más cómoda. ¡Verás como todos y todas se acercan a ti!

Pero, un momento, si se acercan, van a leer el texto impreso completo...

 

Mejor así. Mantendrás tu señorío y nadie afeará tu comportamiento por enseñar lo que no debes. Además, difundirás tu deporte. De nada.

New York, New York...

Tshirt Hockey I love Hockey New York Publicidad
Hockey. Tipografía. Publi. Moda

El primer recuerdo que me viene a la cabeza de mi viaje a Nueva York son los bagels, esas roscas de pan denso que puedes encontrar en cualquier deli de la ciudad. Sí, ya sé que es algo insignificante frente a todo lo que la ciudad te ofrece, pero los recuerdos son muy suyos y deciden su orden de aparición.

 

Además, el bagel tiene forma de rueda, lo que me lleva a la camiseta de EnMangas que quiero presentar, todo un homenaje a Nueva York... y al hockey sobre patines. Porque ahí quería llegar: cuando hasta un icono tan famoso como "I love NY" se rinde a nuestro deporte, por algo será, ¿no?

 

Pues eso, que aquí tienes una camiseta tanto para tu próxima visita a Nueva York como a la pista de hockey. Lo que llegue antes.

 

(A Milton Glaser, con agradecimiento y admiración)